FANDOM


17 de Mayo de 1839

Las manos me tiemblan mientras escribo. Siento la necesidad de documentar mis tribulaciones porque siento que me fallara la memoria si sobrevivo.

Hoy me he aventurado con algunos hombres a entrar en el antiguo pasadizo oscuro que descubrimos. Las antorchas apenas ardían con el denso aire mientras avanzábamos lentamente bajo tierra. Los hombres eran supersticiosos y tenían miedo. Discutían en voz alta y sentí su extraño idioma llegar hasta mí. Me arme de valor y les grite que siguieran por las pendientes y peldaños rotos.

El pasadizo excavado de forma rudimentaria me desconcertó. Parecía mucho anterior a la estructura del siglo IV que esperábamos. La sinuosa ruta salía a una gran antecámara. En las paredes se alineaban estatuas distintas de todas las que había visto anteriormente. A pesar de su increíble calidad, note en ellas una extraña familiaridad que me sigue obsesionando. En el extremo más alejado de la cámara, una gran losa de piedra cerraba lo que hubiera detrás. Di la orden de levantarla y, mientras me adentraba en el estrecho lugar, la pesada piedra cayo de repente, encerrándome dentro.

Estaba atrapado.