FANDOM


8 de Agosto de 1839

Nunca hasta hoy había estado tan seguro de ir por el buen camino. Con mi orbe, Alexander consiguió canalizar su poder hacia nosotros. El santuario interior brillo con una intensa luz azul y pude sentir lo mismo que en la cámara oscura de Argelia. Era como estar en medio de un torbellino demencial de sensaciones. Era aterrador, pero Alexander se mantuvo tranquilo y utilizo extrañas herramientas científicas para dominar la tormenta.

De repente, la luz azul se empaño con manchas rojas y las paredes de pronto se pusieron a resonar con tejidos palpitantes. Alexander cubrió rápidamente el orbe con un trozo de tela y el mal se desvaneció. Aparentemente, la Sombra del orbe está más cerca de lo que Alexander pensaba. Me dijo que debo prepararme para un ritual de protección mañana. No estoy seguro de lo que esperaba, pero tengo un mal presentimiento.