FANDOM


4 de Julio de 1839

¡Ya está! El Orbe esta ensamblado. Me he despertado por una agotadora pesadilla. Temblando y sudando, he pasado al salón con una taza de té. Los trozos de la reliquia estaban esparcidos por la mesa tal y como los había dejado. Pero de alguna forma sabia como se suponía que era. Traje el alquitrán que había preparado para fijar los trozos juntos, y sin ningún fallo, los he jugado, produciendo el orbe que recordaba claramente. El alquitrán resulto innecesario, se quitaba de los trozos unidos a medida que se fusionaban por sí mismo sin adhesivos.

La antigua reliquia de piedra ahora descansa sobre mi mesa. Su superficie inmaculada y su perfecta forma podrían haber sido moldeadas en una fábrica. Todo esto es muy raro.